viernes, 8 de abril de 2011

Fouls En El Futbol

El fútbol, como el arte, como las licitaciones públicas, tiene reglas. El jugador de fútbol, como todo médico, como toda ama de casa, como todo obrero, las respeta, las infringe tratando de no ser detectado o busca la sanción. Foul-táctico es buscar la sanción, y seguir.

No todas las infracciones a las reglas del fútbol significan para nuestra sociedad infracción. Enviar la pelota afuera del rectángulo mayor que representa el campo de juego es una infracción al reglamento, pero nadie lo evalúa como tal. Una infracción "es": derribar a un contrario con golpes certeros no justificados por la búsqueda del balón; también es interrumpir el juego con un "inocente" golpe leve y/o sujeción del rival. La historia del reglamento del fútbol es la búsqueda, que tiene asegurada el fracaso, de eliminar todo acto que no tenga como función directa intentar introducir la pelota en el arco rival. Pero nadie puede distinguir exactamente entre un golpe generado por la torpeza y un golpe ex-profeso; es imposible determinar siempre qué es llegar a destiempo y qué buscar al jugador contrario y no a la pelota. Entre estas indeterminaciones vive el foul-táctico, y gracias a ellas el fútbol no es sólo destreza física, sino irrepetible conjunción de técnica y planeamiento y ejecución táctico-estratégica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada